martes, 10 de abril de 2012

Elegant minimalistic apartment in Barcelona

Una finca regia en Barcelona, construida a principios del siglo XX.

De la solera del edificio se ha mantenido su espíritu selecto y señorial, ahora al servicio de un nuevo propietario que ha adaptado la superficie a su estilo de vida, buscando ante todo comodidad y calma. A la vez, se ha puesto de manifiesto un sentido estético elevado y austero que logra sacar el máximo partido a la arquitectura y a los elementos estructurales de la casa. Una reforma integral, concebida por el propio dueño, recreó el esplendor de la construcción original.
La intervención fue absoluta. No quedó ningún tabique en pie, excepto los de carga, y se demolieron techos y suelos. Sin embargo, puertas de paso, tiradores, ventanas, porticones y molduras se han recuperado en lo posible –o se han copiado– consiguiendo de esta manera mantener un nexo directo con el pasado. Paredes y techos se han pintado en plástico blanco, e incluso los suelos presentan una tonalidad blanquecina. Este color, imperante en toda la vivienda, que destaca así por su gran luminosidad, compone un escenario muy sereno donde la mirada descansa y se relaja plenamente.El arte y, sobre todo, las antigüedades son un punto fundamental en la decoración. Estas piezas de anticuario proceden en su mayoría de la familia del propietario o han sido adquiridas por él en España, Europa y Estados Unidos. Expuestas en este inmaculado fondo forman un tándem perfecto con los muebles de diseño contemporáneo que completan el mobiliario en un premediatado y exitoso contraste. Una atmósfera límpida, donde la nobleza de los materiales habla por sí misma. via nuevo estilo


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada